Células Madre

Que son las células madre?

Las células madre son la materia prima del cuerpo; a partir de ellas se generan todas las demás células con funciones especializadas. Bajo las condiciones adecuadas en el cuerpo o en un laboratorio, las células madre se dividen para formar más células llamadas células hijas. Estas células hijas se convierten en nuevas células madre o en células especializadas con una función más específica, como células sanguíneas, células cerebrales, células del músculo cardíaco o células óseas. Ninguna otra célula del cuerpo tiene la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.

De dónde provienen las células madre?

Se han descubierto varias fuentes de células madre:

  • Células madre embrionarias. Estas células madre provienen de embriones que tienen de tres a cinco días de vida. En esta etapa, un embrión se llama blastocisto y tiene alrededor de 150 células.Estas son células madre pluripotentes, lo que significa que pueden dividirse en más células madre o pueden convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo. Esta versatilidad permite que las células madre embrionarias se utilicen para regenerar o reparar tejidos y órganos enfermos.
  • Células madre adultas. Estas células madre se encuentran en pequeñas cantidades en la mayoría de los tejidos adultos, como la médula ósea o la grasa. En comparación con las células madre embrionarias, las células madre adultas tienen una capacidad más limitada para generar diferentes células del cuerpo.La evidencia sugiere que las células madre adultas pueden crear diferentes tipos de células. Por ejemplo, las células madre de la médula ósea podrían crear células óseas o del músculo cardíaco.

¿Qué es la terapia con células madre (medicina regenerativa) y cómo funciona?

La terapia con células madre, también conocida como medicina regenerativa, promueve la reparación de tejidos enfermos, disfuncionales o lesionados utilizando células madre o sus derivados.

Los investigadores cultivan células madre en un laboratorio. Estas células madre se manipulan para especializarse en tipos específicos de células, como células del músculo cardíaco, células sanguíneas o células nerviosas.Las células especializadas luego pueden ser implantadas en una persona.

Los expertos en regeneración recomiendan la terapia con células madre, utilizando células madre derivadas, cultivadas y expandidas del tejido del cordón umbilical humano, para el tratamiento de afecciones crónicas y degenerativas como: Enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, osteoartritis, lupus, artritis reumatoide, enfermedad cardiovascular, esclerosis múltiple, diabetes, disfunción eréctil y envejecimiento.

Las células madre son un tipo de célula indiferenciada que puede ser guiada para convertirse en un tipo específico de célula, lo que permite a los médicos capacitados en el campo de la medicina regenerativa, utilizar células madre para reparar el tejido enfermo o dañado. La terapia con células madre puede ofrecer alivio a los pacientes que sufren dolor crónico, lesiones difíciles de curar y ciertas afecciones crónicas.

¿Qué beneficios tiene la terapia con células madre?

Los investigadores han demostrado que las células madre mesenquimales tienen el potencial de tratar muchas enfermedades crónicas, incluida la diabetes tipo 1. Las células madre mesenquimales tienen la capacidad de:

Diferenciarse

Auto-renovarse

Suprimir el sistema inmunológico

Reducir la inflamación

Reparar el tejido

En la diabetes tipo 1, las células madre mesenquimales pueden ayudar a detener la destrucción celular y preservar la función y la masa de las células beta del páncreas.
Las células madre mesenquimales pueden modular el sistema inmunológico del paciente para detener el ataque a las células beta del páncreas; también tienen la capacidad de reparar las células beta dañadas. Las nuevas células beta del paciente tendrán un funcionamiento normal, controlando los niveles de azúcar en la sangre.
Los resultados preliminares de un ensayo clínico mostraron que las células madre mesenquimales modularon el sistema inmunológico, lo que permitió que las células beta se regeneraran y mejorara el control glucémico en pacientes con diabetes tipo 1 de larga evolución. Después del tratamiento, se espera que los pacientes muestren una mejora continua en el tiempo.

Células madres en terapia antienvejecimiento

Los beneficios que se han estudiado en el tratamiento anti-edad se han observado en el tratamiento con células madres mesenquimales intravenosas ya que promueve la reparación tisular, aumenta la generación de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Propicia el crecimiento y la generación de nuevos fibroblastos por lo que esto hace que se combatan signos de la edad, calvicie, manchas y señales de acné.

Comience a escribir y presione Enter para buscar