Manejo integral de diabetes

¿Qué es la Diabetes?

Es la epidemia del siglo XXI.

Existen 2 tipos de diabetes: tipo I (dependiente de insulina) y tipo II (no dependiente de insulina). La diabetes es un síndrome orgánico multisistémico crónico incurable, pero actualmente controlable, caracterizado por un aumento de los niveles de azúcar en la sangre (hiperglicemia) debido a múltiples factores.

La diabetes mellitus tipo II, es un gran síndrome orgánico multisistemico crónico que se caracteriza por un aumento en los niveles de glucosa en la sangre o ( hiperglicemia ), esto es debido a una baja concentración de insulina que hacen inadecuado uso por el organismo, esto ocasiona alteraciones en el organismo, produciendo los tres típicos signos de la enfermedad:

  1. Poliuria (exceso de orina).
  2. Polidipsia (exceso de sed).
  3. Polifagia (aumento de la necesidad de comer).

La diabetes tipo II se desarrolla generalmente en el adulto, se asocia a obesidad, hipertensión, resistencia a la insulina. Este es actualmente llamado “Síndrome Cardiometabólico”.

Otros síntomas asociados son:

  • Fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Infecciones vaginales.
  • Impotencia sexual.
  • Trastornos en la visión.
  • Irritabilidad.

Diagnóstico:

Se basa en los síntomas y signos clínicos, así como glucosas en sangre anormales.

Tratamiento:

  • Cambio en el estilo de vida.
  • Cambios en la alimentación.
  • Ejercitación adecuada.
  • Ayuda con medicamentos hipoglucemiantes.
  • Y en ocasiones, el uso de insulina.

La ozonoterapia mejora 4 de los grandes aspectos de la enfermedad:

  1. Regula la glicemia.
  2. Mejora los colesteroles.
  3. Aumenta el aspecto inmunológico.
  4. Restaura el deterioro oxidativo celular.

Son indispensables en el tratamiento 2 aspectos fundamentales:

  1. Cambios en el estilo de vida.

El primero se refiere a la dieta, los malos hábitos alimentarios, la comida ¨chatarra¨, etc.
Ejercicio indispensable.

Complicaciones de la diabetes:

Daño a los pequeños vasos sanguíneos, causa de infartos al corazón o pérdida de la visión o insuficiencia renal.
Daño a los nervios periféricos (neuropatía).
Pie diabético.
Hígado graso o hepatitis de grasa.

Comience a escribir y presione Enter para buscar