La ciática está considerado uno de los dolores más fuertes que se presenta en la parte posterior de la pierna, recorriéndolo hasta el pie, la causa es una compresión inflamatoria del nervio ciático, produce hormigueo, adormecimiento,  pudiendo  llegar a la debilidad.

ciatica

La ciática es un síntoma de problemas médicos subyacentes, donde el dolor  puede ser intermitente, constante y debilitante, estos síntomas son producidos por la constante de la irritación del nervio ciático mayor, este nervio es el más grande del cuerpo, el nervio ciático su origen es en la parte inferior de la espalda a la altura del segmento lumbar L 3, L4, L5, primera, segunda y tercera sacra, de cada nivel de la parte baja de la columna, emergen raíces nerviosas que al unirse juntándose forman el nervio ciático mayor, en su recorrido por las piernas va efectuando ramificaciones a los glúteos, el muslo, la pantorrilla, el tobillo, el pie y los dedos del pie.

La prevalencia de este trastorno va en aumento con la edad, es rara en personas de menos de 20 años, la ciática se va acentuando con el tiempo y pueden ocasionarse varios eventos dolorosos agudos, la mayoría provenientes de una causa médica de fondo que provocan los síntomas dependiendo de las fibras irritadas del nervio ciático.

Causas:

En la parte inferior de la espalda existen condiciones anatómicas complejas, que son causa de los síntomas, sus raíces emergen del conducto raquídeo a través de los agujeros de conjunción y pasa en íntimo contacto con los discos intervertebrales al formarse el tronco común (ciático), este pasa por una pequeña hendidura en la pelvis, saliendo de esta por una tuberosidad pélvica y en íntimo contacto con el trocante mayor del fémur donde pasa al compartimiento posterior del muslo, llegando a la parte posterior de la rodilla (hueco popitlio) dividiéndose en ciático popitlio externo e interno, así desciende hasta la pierna formando el nervio tibial posterior, se separa en el hueco popitlio formando el nervio tibial anterior, así al formar más abajo el nervio músculo cutáneo y el tibial anterior, en este largo recorrido del nervio ciático hasta la punta del pie, estas ramas tocan múltiples puntos sensitivos, las causas más frecuentes de ciática son:

  • Hernia de disco.
  • Síndrome facetario.
  • Estenosis raquídea.
  • Estenosis foraminal.
  • Sindroma de cauda equina (cola de caballo).
  • Tumores vertebrales (benignos y malignos).
  • Tumores metástasis.
  • Espondilolistesis.
  • Osteoartrosis coxígea.
  • Espondilitis anquilosante.
  • Sacroileitis infecciosa.
  • Fracturas pélvicas.
  • Síndrome piriforme.

El dolor de la ciática varía con cada persona, puede ser irritante, intermitente, como un shock eléctrico, puede estar localizado o puede irradiarse a varias partes, o ser intenso incapacitante y debilitante; los síntomas más comunes son:

  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Dolor continuo en un glúteo.
  • Dolor que continúa por el muslo.
  • Dolor que se alivia en reposo.
  • Dolor que empeora al caminar o sentarse.
  • Dolor  punzante o eléctrico, generalmente en una sola pierna.
  • Sensación de hormigueo, adormecimiento o debilidad.
  • Debilidad a los movimientos.
  • Dolor agudo incapacitante.
  • Dolor en muslo, en pie y en dedos del pie.

Tratamiento:

  • Tratamientos conservadores
  • Tratamientos combinados
  • Tratamientos quirúrgico

Tratamientos conservadores:

  • Reposo:

 Calor local o hielo local, las compresas de calor y frío (hielo) pueden ayudar a aliviar el dolor, se aplican en general entre 15 y 20 minutos y  pueden ser repetidos entre tres o cuatro veces al día.

  • Medicamentos:

Los AINES son la primera fase del tratamiento analgésico, tales como el ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, inhibidores de la COX 2; los esteroides con su debido cuidado pueden ser útiles.

  • Inyecciones epidurales:

Si el dolor es agudo y más grave, la aplicación de esteroides por vía epidural ayudan a contener y bajar la inflamación, aunque los efectos son temporales e impredecibles para cada paciente.

  • Tratamientos combinados:

Estos tratamientos son utilizados en conjunto con el calor-frío, analgésicos. Los ejercicios de fisioterapia que producen fortalecimiento y estiramiento, son recuperadores transitorios del dolor ciático, los ejercicios de fortalecimiento y ejercicios de estiramiento unto con los ejercicios aeróbicos de bajo impacto que deben ser conducidos por fisioterapeutas para su mejor aprovechamiento.

  • Tratamientos quirúrgicos:

ciatica

Si el dolor no ha mejorado dentro de los 3 a 6 meses, o en caso de que no se alivie después de intensas acciones no quirúrgicas, como tratamientos analgésicos o combinados, puede ser el momento de la decisión quirúrgica y así mismo cuando  han fallado los tratamientos alternativos como manipulaciones o quiropraxia, acupuntura, masoterapia, entonces podemos considerar la cirugía; existen varios métodos quirúrgicos abiertos como la laminectomía, que consiste en la descompresión de la lámina de la vértebra o bien como la disquectomía laparoscópica, que tiende a ser menos invasiva y que corrige y quita la parte del disco herniado en consideración. Hay otras alternativas como cirugía mínima invasiva como es la discólisis química que conlleva el riesgo de quemar más partes de las debidas produciendo un mayor dolor continuo.

En Ozono Medik debido a que la mayor parte del dolor de la ciática es producto de hernias discales, ofrecemos un tratamiento mínimo invasivo que es la discólisis percutánea, que consiste en llevar instrumentos punzante hasta el disco enfermo, ayudado para la colocación de estos instrumentos por rayos x (arco en C) direccionándolos hasta el sitio exacto lesionado, a través de ellos se deposita el ozono, el cual imprime una presión al núcleo interno del disco, de esta manera abriendo las fibras externas del disco por lo cual se retrae el disco o la parte herniada del disco y quitando la compresión sobre el nervio ciático o sobre otras estructuras dolorosas, este procedimiento mínimo invasivo se lleva a cabo en una sala quirúrgica con sedación y anestesia local, el paciente puede egresar del hospital el mismo día de la cirugía y terminando los días siguientes con terapias de recuperación como externo, pudiendo volver a su rutina cotidiana de ocho a diez días. Obteniendo con estos procedimientos aproximadamente entre el 85 y 92 % de buenos resultados, dependiendo de la edad  del paciente y de las condiciones en que se encuentre en ese momento el o los discos alterados.

Comience a escribir y presione Enter para buscar