En los pacientes existen dos tipos de dolor, aquel que es agudo y el conocido como dolor crónico, el primero de ellos es aquel que le permite a los médicos y a los pacientes el saber qué parte del cuerpo es la que está lastimada, por lo general no suele durar mucho tiempo y tiende a desaparecer después de unas horas o días. No obstante, el segundo tipo de dolor de carácter crónico es uno que se caracteriza por durar mucho más, vale la pena recalcar que puede durar meses e incluso años. Por lo tanto, es uno de los padecimientos que puede tener un impacto directo en cuanto a las actividades diarias de los pacientes.

En este sentido debemos mencionar que a medida que el dolor dura, el paciente puede llegar a desarrollar diversos padecimientos adversos de carácter psicológico en donde se puede comenzar a tener una baja auto estima, así como depresión generada por el mismo dolor, en el que hace que los pacientes comiencen a tener ideas sobre su situación actual, llegando a aislarse y a sentirse como una carga para los demás e incluso como personas que no tienen en su ser la capacidad para ser felices, y finalmente la ira y enojo, por el hecho de ser partícipes de un padecimiento que siempre les mantiene bajo un dolor constante.

Los síntomas que este tipo de dolor manifiesta en el cuerpo de la persona, son básicamente en cualquier parte del cuerpo, en donde encontramos que existen tanto dolores de cabeza, espalda, el dolor lumbar, por cáncer, por artritis y como consecuencia de daños nerviosos. Existen diversos tipos de maneras en las que se presenta este tipo de dolores, que van desde rigidez, punzante, opresión, ardor y de forma lacerante.

Ahora bien, no solamente se tiene este tipo de síntomas ya que los pacientes suelen mencionar el cansancio, problemas para dormir, diversos cambios en su estado de ánimo, y también situaciones psicológicas, como la ira, depresión, ansiedad, frustración, etc., que son puntos característicos sobre el dolor crónico.

  • ¿Qué provoca que se tenga este dolor?

Por lo general uno de los puntos por los que se puede llegar a desarrollar, se trata de heridas, o infecciones causadas con anterioridad, igualmente enfermedades que se han padecido pueden llegar a ser el principal foco del dolor de índole crónico, aunque en general no se suele identificar una causa para el padecimiento, no obstante, las infecciones, dolores de cabeza y migrañas, problemas en la espalda, daño nervioso, cirugías anteriores, son elementos que se han encontrado como común denominador al momento de llevar a cabo la búsqueda de indagación del origen del problema.

Para poder diagnosticar el motivo del padecimiento, por lo general se llevará a cabo un exhausto y muy detallado análisis sobre los antecedentes médicos, en donde siempre es primordial el hablar sobre el dolor en cuestión y todo lo que pudiera estar relacionado a él, es por ello por lo que deberá explicar ampliamente desde cuándo y en dónde ha comenzado a sentir esa incomodidad, en qué situaciones empeora, o cuándo se alivia el dolor.

Una vez dicho lo anterior el medico pasará a realizar exámenes y pruebas que brindarán el determinar la causa que ha provocado el dolor, igualmente si tiene problemas en la espalda como pueden ser una hernia discal, no deje de mencionarlo. Puesto que entre más información proporcione a su médico, más fácil será el obtener el mejor un diagnóstico certero y por ende tratamiento eficiente.

En la actualidad se ha encontrado que el ozono es una excelente forma para tratar este tipo de dolores. El uso de la llamada ozonoterapia, la cual es una técnica basada en la aplicación de oxígeno y ozono en diferentes tipos de concentraciones, puede tratar una serie de enfermedades, por lo tanto, los beneficios terapéuticos son conocidos y utilizados en el mundo desde mediados del siglo XIX.

Esto es en parte gracias a que el ozono cuando es introducido se disuelve de forma inmediata con el agua corporal, por lo tanto, tiene una reacción con numerosas moléculas del organismo, generando lo que se conoce como estrés oxidativo agudo, que es en gran medida el responsable de sus efectos. Ahora bien, este tipo de efectos tienen altos beneficios para las personas en donde se destaca la mejora en la oxigenación de los diversos tejidos, gracias a que se obtiene una mejor capacidad de transporte del O2, que impacta directamente en los glóbulos rojos incrementando el flujo sanguíneo y la trasportación de oxígeno a los diversos órganos del cuerpo.

Ahora bien, en cuanto al tratamiento del dolor usando el ozono encontramos que existen verdaderos beneficios. Es conocido que los dolores de índole inflamatorio, en articulaciones, tendones o fascias, así como la artrosis, tendinitis, o incluso la fascitis, y el dolor en general puede ser tratado con la ozonoterapia, que es ideal para los dolores lumbares y patologías de la espalda, por ello los padecimientos en donde se genera un dolor muscular tienen su tratamiento con este tipo de terapia.

Es en este sentido en donde encontramos cada vez más casos en donde el dolor del tipo crónico puede tener un excelente tratamiento haciendo uso de los elementos que brinda el ozono, ya que se puede hacer que el paciente comience a dejar de sentir estas incomodidades que como hemos mencionado, pueden durar años.

Es por ello que si ustedes padecen de dolor crónico, lo primero que deben hacer es asistir con un médico que les pueda brindar un estudio, diagnóstico y tratamiento sobre su caso, la ozonoterapia es de las mejores opciones que se tienen en la actualidad y es en este sentido en el que con nosotros en Ozono Medik, podrán encontrar los mejores productos y la mejor tecnología en este tipo de tratamientos, nuestros elementos contienen y combinan la tecnología de punta con la mejor calidad, es por ello que les hacemos la invitación a que se pongan en contacto con nosotros, recuerden que somos una empresa líder en el mercado.

Posts recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar