En Ozono Medik somos el centro de ozonoterapia en Tijuana con más de 20 años de experiencia, en el que encontrarán alternativas para aliviar el dolor y resolver los problemas de hernia discal, controlar la diabetes, entre muchos otros beneficios para su salud.

El 80% de la población mundial tiene dolor en la espalda en algún momento de la vida, lo que lo convierte en una de las patologías más frecuentes en la consulta con el médico, además de ser una de las principales causas de incapacidad en las instituciones de salud.

Por lo general, el primer síntoma en el desplazamiento de uno de los discos intervertebrales, es el dolor de espalda en el área del disco afectado; los discos de la columna vertebral, llamados discos intervertebrales, son unas estructuras finas y alargadas que sirven como cojines entre los huesos de la espalda, vértebras. Cada disco está formado por un centro de gel blando, rodeado de una estructura exterior dura y fibrosa, esta estructura permite que el disco esté lo suficientemente firme como para mantener el espacio entre las vértebras, pero lo suficientemente blanda como para comprimirse cuando la columna se flexiona al doblarse, inclinarse y girar hacia los costados.

Los especialistas señalan que el dolor es una señal de que la estructura exterior y dura del disco se ha lesionado y debilitado, pero no necesariamente se ha producido una hernia en la parte interior del centro. En la mayoría de los casos el padecimiento mejorará con tratamiento médico, sin embargo cuando los tratamientos no funcionan, por lo regular los especialistas indicarán la cirugía.

¿Qué es una hernia discal?
Se trata de la salida del contenido del disco, ese núcleo pulposo que se encuentra dentro de la estructura del disco intervertebral y puede ocurrir por diferentes mecanismos; en la edad avanzada es común que el factor del tiempo provoque que se pierda volumen en las estructuras, lo que repercute en que el disco por ende, también pierde volumen, provocando que se debiliten las paredes y provocando el desplazamiento de uno de los discos intervertebrales. Cuando la persona es joven generalmente es respuesta a algún trauma, como una fuerte caída o diferentes actividades físicas. Cuando el contenido del núcleo pulposo se sale, cae en dirección hacia donde están nuestros nervios, lo que podría provocar que se comprima algún nervio, provocando el dolor de hernia, o que el desgarro del anillo produzca dolor discógeno.

El disco intervertebral está formado por dos partes, un núcleo que tiene como principal característica que esta formado por agua y un anillo que es el núcleo y que es lo que da la estructura rígida y la fuerza para sostenerse.

Nuestra columna vertebral involucra y da protección a las funciones nerviosas, que es lo que hace que nuestro cerebro y nuestras piernas estén conectados; brinda la función principal del movimiento del cuerpo y cada uno de sus segmentos tiene varias curvaturas. La parte cervical tiene una lordosis, provocando una curvatura hacia el frente; la parte torácica tiene una curvatura hacia atrás, llamada sifosis dorsal; la parte lumbar tiene una curvatura hacia adelante, conocida como la lordosis lumbar. Cada una de estas curvaturas compensan para mantenernos erectos y lograr la movilidad deseada.

Está conformada por siete cuerpos vertebrales cervicales en el cuello, doce vértebras en el tórax, cinco lumbares en la espalda baja y en la parte más baja encontramos el sacro que normalmente debe de encontrarse totalmente fusionado; sin embargo cuando no están fusionadas, se habla de una hernia discal.

Existen cuatro etapas cuando se ha presentado este desplazamiento de uno de los discos intervertebrales:

  1. Fase de degeneración nuclear: Conocida como la primera etapa, en la que aún no se observa el abultamiento característico. En este momento, el núcleo pulposo se debilita, debido a diferentes factores. Se presenta una pérdida de la elasticidad.
  2. Disco prolapsado: Es esta etapa cambia la forma del disco y su predisposición. La pequeña protuberancia hace aparición y puede comenzar a rodear la médula espinal. El núcleo pulposo ya no vuelve a su lugar porque la presión positiva del espacio intervertebral es demasiado grande. La tos y los esfuerzos aumentan la presión
  3. Extrusión del disco: El material discal emigra hacia la cavidad espinal de varias formas, ya sea protusión lateral, protusión central, intraforaminal, monorradicular bilateral o extrusión masiva.
  4. Secuestración: El núcleo pulposo se traslada fuera del disco en el canal espinal.

Entre las partes más afectadas o que tienen más predisposición, tenemos en primer lugar la columna lumbar, que al estar sometida a la mayor carga de peso y a la mayor fricción, los discos más bajos entre la cuarta y la quinta vértebra del lumbar o entre la quinta vértebra del lumbar y el sacro, suelen ser los principalmente afectados; en segundo lugar de afectación tenemos la columna cervical.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
El dolor que provoca el desplazamiento de uno de los discos intervertebrales,  puede ser resultado del desgaste diario de la columna vertebral, sin embargo también puede ser causado por una lesión.

  • Trauma repetitivo en columna lumbar: Cargar frecuentemente y con mala técnica objetos pesados, entre los que se encuentran las pesas o cualquier objeto, que cuando se realiza sin un método correcto, puede desgastar la columna.
  • Sobre peso y exceso de volumen corporal: Se recomienda no tener un exceso en nuestro peso ideal para no generar carga extra en la columna. La actividad física y la correcta alimentación siempre serán la mejor medicina preventiva.
  • Movimiento de flexión forzada: Alguna torsión en la columna lumbar o algún accidente vehicular, como cuando el impacto del coche es por detrás, puede producirse una flexión forzada de la columna cervical y una deflexión, conocida como “latigazo cervical”.
  • Movimientos de rotación: Cuando son continuas, aquellas profesiones donde se requiere estar mucho tiempo sentados o realizando continuos cambios de dirección y sentido mediante sillas giratorias, impulsados con los pies, que producen efecto de cizallamiento.

En Ozonomedik, le devolvemos su salud con el método curativo y definitivo, que se denomina discólisis percutánea con ozono, cirugía de corta estancia, ayudada por sedación y anestesia local, que se efectúa a través de rayos X y del uso de trócares por donde se introduce el ozono que efectúa su acción sobre la hernia discal. ¡Estamos  sus órdenes, será un placer atenderle en persona!

Posts recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar