La palabra hernia proviene del vocablo latín hernia cuyo significado es rotura, y algunas variantes del griego se refieren a ella como: profusión. La hernia discal es una patología en la que parte del disco, en esencia el núcleo pulposo, se desplaza hacia la salida de la raíz nerviosa, produciendo lesiones neurológicas debidas a la presión, estas lesiones pueden ser contenidas cuando solo hay una protrusión discal o con rotura, la cual, puede ser de diferentes grados:

hernia discal

 Grado I: Sin déficit neurológico

Grado II: Déficit  doloroso

Grado III: Adormecimiento no ambulatorio

Grado IV: Adormecimiento con signos de retención urinaria

Grado V: Adormecimiento más ausencia de sensibilidad

La mayoría de los casos de hernia discal se producen en la región lumbar, aproximadamente, el 95 % en L 4 – L 5 y  L 5 –  S I. Asimismo, la mayoría de las hernias cervicales se producen en C 5 – C 6 y en  C 6 – C7. Cabe señalar que en el tórax, las hernias representan solo entre el 1 y el 4 % de los casos.

En la juventud, el disco está húmedo, acción que va desapareciendo con la edad y esto supone una degeneración discal, haciendo que los discos disminuyan su protección, empezando a formar una rigidez con lo que se desgastan las vértebras; las tensiones continuas degeneran las fibras del disco y rompen, desgarran o protruyen el anillo fibroso, liberando, de esta manera, el núcleo pulposo que ejerce una presión en las hernias lumbares, sobre el nervio ciático causando dolor, lo que produce acciones sobre las piernas conocidas como ciática o ciatialgia.

En Ozono Medik le devolvemos su sonrisa con el método curativo y definitivo que se denomina discólisis percutánea con ozono, cirugía de corta estancia, ayudada por sedación y anestesia local, que se efectúa a través de rayos X y del uso de trócares, por donde se introduce el ozono, que efectúa su acción sobre las hernias.

La lumbalgia es un proceso doloroso de columna baja muy frecuente, es de gran repercusión socioeconómica debido a la incapacidad socio-laboral. Asimismo, es un proceso de envejecimiento y dos tercios de la población adulta, alguna vez, padecerán de este dolor en su vida. La prevalencia mundial es de aproximadamente el 15 % en población mayor a los 20 años. Para entender mejor la formación y proceso de la hernia discal, describiremos de manera breve el contenido anatómico de la columna vertebral.

Anatomía del Raquis:

La columna vertebral  consta de 5 segmentos con un total de 32-33 vértebras, y cada segmento recibe un nombre de acuerdo a su localización:

           1.- Segmento Cervical: con 7 vertebras

           2.- Segmento Torácico: con 12 vertebras

           3.- Segmento Lumbar: con 5 vertebras

           4.- Segmento Sacro: con 5 vertebras

           5.- Segmento Coccígeo: con 3 o 4 vertebras

La columna vertebral presenta cuatro curvaturas normales, las cuales sirven para amortiguar y corregir las posturas y el esfuerzo para caminar, correr, voltear y saltar; junto con los discos intervertebrales, las curvas se denominan lordosis y cifosis. La lordosis es una curva de concavidad posterior y la cifosis es una curvatura de concavidad posterior.

              1.- Curvatura cervical (lordosis).

              2.- Curvatura torácica (cifosis).

              3.- Curvatura lumbar (lordosis).

              4.- Curvatura sacra (cifosis).

Características de las vértebras:

Algunas tienen particularidades propias, como por ejemplo:

  • C1 se denomina “atlas”, es alargada, no presenta cuerpo ni apófisis espinosa, presenta superficies articulares para el Axis y cavidades de apoyo para los cóndilos occipitales.
  • La C2 (Axis), no tiene cuerpo, tiene una apófisis espinosa y una apófisis odontoidea en la cara posterior, articulándose con el occipital.
  • La C7 es una vértebra transicional, tiene una apófisis espinosa alargada, una apófisis transversa unituberosa y un agujero transversal pequeño.
  • La D10 (dorsal), tiene solo dos carillas articulares superiores.
  • La D11 y D12 solo tienen dos carillas articulares a los costados del cuerpo.

Las vértebras lumbares son de forma triangular, presentan una apófisis transversa unituberosa y prominente, con apófisis espinosas paralelas al eje vertebral.

Las vértebras sacras poseen dos caras: anterior y posterior, dos caras laterales, una base y un vértice; poseen cuatro agujeros que son los de conjunción y una escotadura que es el hiato sacro, se articulan en la parte superior con la L 5, y en la parte inferior con la porción coccígea.

Las vértebras coccígeas tienen dos carillas articulares, una para la porción sacra y tienen dos caras, anterior y posterior, y tienen una base y un vértice.

hernia discal

Anatomía de los discos:

Los discos intervertebrales se encuentran entre dos cuerpos vertebrales adyacentes; desde C2 hasta el sacro L 5 – S 1, cada disco se compone de dos estructuras, una externa que es un conjunto de fibras entrelazadas, duras y fibrosas, denominado anillo fibroso, la estructura interna es el núcleo pulposo, es una substancia blanca, gelatinosa, elástica que contiene entre un 85 y 90 % de agua y el resto son ácidos, el hialurónico, el condritinsulfato y el keratosulfato; el núcleo ocupa del 30 al 50% del área total del disco. Este actúa como un amortiguador hidrostático, permitiendo la distribución uniforme de las presiones ejercidas sobre ellos, las características del anillo fibroso y del núcleo son similares, los dos contienen agua, colágeno y proteoglicanos, la diferencia consiste en el tipo de colágeno que predomina en cada estructura, así en el núcleo se ven más fibras de colágeno tipo II, de naturaleza elástica y en el anillo fibroso se encuentran más fibras de colágeno tipo I, capaces de soportar tensiones.

Las placas terminales son cartilaginosas, es una pequeña capa de cartílago de 1 mm de espesor que rodea la superficie del cuerpo vertebral, haciendo el reborde óseo. Estas placas son las responsables de los nutrientes del disco que se efectúan por difusión. El grosor del disco varía en función de su localización, en las cervicales 3 mm, a  nivel dorsal miden alrededor de 5 mm y en las lumbares miden 9 mm de grosor. Los segmentos vertebrales guardan una relación con la altura del disco y con la altura del cuerpo vertebral, y esto, guarda relación con los movimientos de cada segmento, con ello podemos decir que entre más grande sea la proporción, mayor será el movimiento de la estructura.

El disco intervertebral y las cargas:

De acuerdo a sus movimientos, los discos intervertebrales pueden estar sometidos a distintas cargas, en el ensanchamiento, los cuerpos vertebrales se separan aumentando el grosor del disco y disminuyendo su ancho, así aumenta la tensión de las fibras del anillo y el núcleo se torna más redondo, lo cual baja la presión interna del núcleo.

Las cargas de compresión se trasmiten a través de las placas terminales de cada vertebra, ya que estas producen una presión en el interior del núcleo, la cual aplasta y ensancha el disco, aplana el núcleo y puede empujar al anillo fibroso al exterior. Algunos movimientos como los flexores provocan tensión en las fibras posteriores del disco y compresión en las fibras anteriores, lo que disminuye el espacio intervertebral en el borde anterior, desplazando el núcleo hacia atrás y produciendo tensión en las fibras posteriores del anillo. En los movimientos de extensión se provoca el efecto contrario, ya que en la parte cóncava del disco se produce compresión, lo que tiende a protruir la parte convexa.

El movimiento de torsión se produce cuando el cuerpo gira sobre su eje longitudinal; en esta posición, las fibras del anillo se tensan y las fibras oblicuas se distienden en gran medida, el núcleo se comprime y su tensión aumenta con el mayor grado de rotación. Cuando se produce cizallamiento, este movimiento está generalmente sometido a la flexión del tronco y a una mayor inclinación en la vida cotidiana, ya que al disco siempre se le carga de múltiples y complejas maneras, la combinación de flexión y torsión y compresión, son la causa de la producción de una hernia discal.

Comience a escribir y presione Enter para buscar