En Ozonomedik sabemos que existen varios trastornos diferentes de la columna lumbar, que es la parte baja de la espalda y que puede provocar la ciática. Hemos escuchado tantas veces el término de este padecimiento, que la realidad es que su significado se ha desvirtuado un poco, y existe cierta confusión en cuanto a lo que significa el nervio ciático.

De entrada, se trata de un conjunto de síntomas, no tanto como un diagnóstico propiamente dicho, dando por entendido que la ciática no explica las causas del dolor. Se trata de un término general utilizado para explicar un conjunto de síntomas relacionados con el nervio ciático. La ciática es provocada por la compresión de uno o más de los cinco grupos de raíces nerviosas en la parte baja de la espalda, y su dolor es técnicamente causado por la compresión o irritación de esos nervios que salen de la parte inferior de la columna vertebral  y que comprenden en nervio ciático mayor, además de que las posibles afecciones causantes son de diferente índole. Se le describe como un dolor de moderado a intenso, que por lo regular se presenta en la pierna derecha o en la izquierda.

En ocasiones los médicos, denominan ciática a una radioculopatía, que se trata de un término médico, usado para describir que el nervio radicular, que es la raíz nerviosa en la parte inferior de la espalda, está provocando el dolor, irritación, entumecimiento, el hormigueo y la debilidad en brazos y piernas. Por ejemplo, por una hernia discal, una estenosis vertebral u otro trastorno de la parte inferior de la espalda. El nervio ciático pasa de la parte inferior de la espalda por la parte posterior de cada pierna y se ramifica hacia partes de la pierna, hasta el pie y los dedos del pie.

Cuando el problema está en el cuello, se trata de una radioculopatía cervical; sin embargo, debido a que la ciática afecta la parte inferior de la espalda, se le denomina radioculopatía lumbar.

También se puede experimentar el dolor ciático en cualquier punto de esta ruta nerviosa, desde la parte inferior de la espalda, hasta la nalga a la parte posterior del muslo, la pantorrilla, el pie o los dedos del pie.

Con frecuencia, los pacientes llegan a experimentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dolor constante en una nalga o en una sola pierna (en ocasiones muy raras se presenta en ambas piernas).
  • El dolor se agudiza al sentarse.
  • No se siente como un dolor sordo, sino como quemazón u hormigueo que baja por la pierna.
  • Debilidad o adormecimiento y/o dificultad para mover las extremidades inferiores.
  • Dolor punzante que puede dificultar el ponerse de pie o iniciar la marcha.

Se recomienda visitar al médico de inmediato cuando el dolor perdura más de una semana, avanza progresivamente o es muy intenso. Cuando el dolor es repentino e intenso en la parte inferior de la espalda o la pierna, además de entumecer o sentir debilidad muscular en la pierna, también es un llamado importante cuando el dolor es consecuencia de una lesión violenta, como un accidente de tráfico o si viene acompañado de problemas para controlar los intestinos o vejiga.

Para entender las causas que provocan el dolor en el nervio ciático, es importante entender la causa médica de fondo de los síntomas. Existen seis problemas de la parte inferior de la espalda que son las causas más comunes de este padecimiento:

  1. Hernia discal lumbar
    Esta afección es caracterizada por un problema en el disco cartilaginoso ubicado entre los huesos de la columna vertebral. Comúnmente se piensa que una herida causada por una torsión repentina puede llevar, finalmente, a una hernia discal y a la ciática. En realidad, la mayoría de los discos se debilitan con el tiempo debido a micro traumatismos repetidos que los lleva a herniarse al final.
  2. Estenosis del canal lumbar
    Esta afección se presenta como un trastorno de compresión del nervio que afecta generalmente a personas mayores. Como resultado se puede presentar un dolor en las piernas similar al del nervio ciático; este dolor suele presentarse de manera posicional y provocado por estar de pie o caminando y se alivia al sentarse.
  • Discartrosis
    Se caracteriza por la compresión discal y la aparición de osteófitos o salientes óseos. Se caracteriza porque el disco pierde la capacidad para amortiguar las fuerzas y afecta a las articulaciones vertebrales posteriores de manera indirecta.
  1. Espondilolistesis ístmica
    Esta afección de la columna se produce cuando un cuerpo vertebral se desliza hacia adelante sobre el que está debajo, debido a una pequeña fractura en una pieza del hueso que conecta las dos articulaciones en el lado posterior del segmento vertebral.
  2. Síndrome piriforme
    Este síndrome se desarrolla cuando se producen espasmos musculares en el piriforme, que comprimen al nervio ciático. El músculo piriforme se ubica en la parte más baja de la columna y ayuda en la rotación de la cadera.
  3. Disfunción de la articulación sacroilíaca
    La irritación de la articulación sacroilíaca, también puede irritar el nervio L5, encima de la articulación sacroilíaca, causando un dolor parecido al del nervio ciático.

En cuanto a los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir esta afección, encontramos en primer lugar, al paso natural del tiempo, ya que los cambios en la columna derivados por la edad son las causas más comunes, además si la persona no se encuentra en su peso ideal, provoca la sobrecarga en la columna vertebral; otro punto importante es el sedentarismo, ya que al permanecer sentados durante mucho tiempo nos hacemos más propensos. La profesión es otro de los puntos clave, puesto que aquellos en los que se necesita trasladar cargas pesadas o conducir durante largos periodos, pueden verse afectados por esta condición; por último teneos la diabetes, que afecta la forma en que el cuerpo utiliza el azúcar de la sangre, aumentando el riesgo de lesión a los nervios.

En Ozonomedik podemos atender sus problemas de la ciática, debido a que el mayor porcentaje de personas que presentan este dolor es debido a hernias discales. Ofrecemos un tratamiento mínimo invasivo, con sedación y anestesia local, con el que el paciente egresa del hospital el mismo día, para después ingresar a terapias de recuperación. El manejo de ozono tiene altos porcentajes de éxito y pueden incluir también su caso. ¡Contáctenos! Será un placer orientarles en persona.

Posts recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar